FILMOTECA: LOS 10 ROCKUMENTARIES MÁS INFLUYENTES DE LA HISTORIA.

De bandas de metal, músicos perdidos y conciertos memorables. Estos son los mejores documentales sobre música que todo melómano debe ver antes de morir. Sí les interesa conocer más rockumentaries de la historia del cine.

00

Rockumental (en inglés rockumentary) es un neologismo que denota un documental en la televisión o en el cine sobre rock and roll o sobre sus músicos. El término fue utilizado por primera vez por Bill Drake en 1969 en “Historia del Rock & Roll” y luego fue acuñado por Rob Reiner en la película documental humorística “This Is Spinal Tap”. El rockumental contribuyó desde sus inicios y de manera significativa a articular la identidad discursiva del rock como género musical.

A continuación les presentamos una recopilación de los que son considerados por varios críticos de cine como los rockumentales más importantes de la historia del cine.

gimme-danger-stooges-documentary-1521bf59-5d82-49c5-9962-80e311f1989e

10. Searching for Sugar Man (Dir. Malik Bendjelloul, 2012)

Documental sueco-británico que cuenta la historia de un misterioso cantante conocido como Sixto Rodríguez que influyo a toda una generación en Sudáfrica y los esfuerzos de dos fans sudafricanos (Stephen ‘Sugar’ Segerman y Craig Bartholomew-Strydom) por descubrir su paradero. “Buscando a Sugar Man” es una clara muestra de cómo el arte, en este caso la música, puede cobrar vida propia, liberarse de su autor, trascender su contexto y su época; puede olvidarse y luego reaparecer con diferentes significados, ya sea al otro lado del mundo o varias décadas más tarde. En 2012 obtuvo una veintena de premios cinematográficos, entre ellos destaca el Premio Óscar en la categoría de mejor documental largo, el BAFTA y el mejor guion del Gremio de Escritores de América (WGA).

01

09. Stop Making Sense (Dir. Jonathan Demme, 1984)

Aclamada universalmente como una de las mejores películas-concierto de todos los tiempos, Stop Making Sense, documenta la presentación en vivo de los Talking Heads en 1983 en el Teatro Pantages de Hollywood. La película tiene muchísimas otras peculiaridades que sobrepasan lo meramente anecdótico. Los integrantes de la banda entran al escenario a ritmo de uno por canción, empezando por Byrne, de manera tal que es hasta la canción número seis que podemos ver al line-up completo. Es el primer concierto grabado completamente en audio digital; y claro, también está el traje de Byrne que se conoce simplemente como “big suit” y que, como su nombre lo indica, es un traje gigante que el cantante mandó a hacer inspirado en el teatro noh.

02

08. The Devil and Daniel Johnston (Dir. Jeff Feuerzeig, 2005)

Documental que descubre la fascinante y terrible historia del cantautor norteamericano Daniel Johnston. Un genio, compositor, cantante y artista maníaco depresivo a quien las drogas y la enfermedad mental llevan a imaginarios encuentros con el Diablo. Desde muy pequeño Daniel mostró rasgos de su genialidad y creatividad artística a través de sus cómics y grabaciones en Super 8. El documental nos conduce por aquel valle oscuro, inexplorado, donde el mal, el genio, la inspiración divina, la locura, y otros misterios insondables, se mezclan. Examina también la industria hiperbólica de la fama inmediata y, en última instancia, nos muestra la compleja ecuación algebraica que es la vida de Daniel Johnston.

03

07. Anvil! The Story of Anvil (Dir. Sacha Gervasi, 2008)

Emocionante documental sobre los canadienses Anvil. Este grupo rozó la gloria a principios de los ’80, tocando ante repletos estadios en compañía de Scorpions, Bon Jovi y otros gigantes de la música, pero su progresión se interrumpió. Poco a poco pasaron al olvido, a pesar de la determinación de sus integrantes, que siempre desearon tocar y triunfar. El director Sacha Gervasi nos muestra a tres inocentes músicos y sus familias al borde de la ruptura, la depresión, el hundimiento personal y la ruina, con momentos realmente conmovedores. “Anvil” es un drama canónico sobre perdedores con una precisión en su desarrollo argumental y con una perfección en su montaje que asustan más que el más satánico de los riffs que pudiesen componer los miembros de Anvil.

04

06. The Decline of Western Civilization Part II: The Metal Years (Dir. Penelope Spheeris, 1988)

Fascinante bajada a los infiernos del mundo del rock and roll de Los Angeles de los legendarios años 80. En la época del spandex, el rímel, las melenas crispadas y el boom que el hard rock vivió en los primeros años de la década. Penelope Spheeris se atreve a destripar ese, en aparente, mundo de continuas juergas, sexo y diversión para entrar de lleno en la decadencia, el duro ascenso al estrellato y la eterna plaga del alcohol y las drogas, indisolubles del mundo del show bussiness. Ozzy, Mötley Crüe, Kiss, Motörhead, WASP, Aerosmith, Poison, Alice Cooper desfilan por el film, pero también aparecen muchos otros músicos, ninguno de los cuales pasó de ser un segundón… o ni tan siquiera eso. Y esa serie de aspirantes a rockstars, los fracasados, son los más patéticos. Porque en el momento de rodar la película todos deseaban comerse el mundo, tenían aspiraciones, tenían sueños, como individuos que, en su arrogancia, decían querer ser como Paul Stanley o Nikki Sixx. Pero visto el film con la perspectiva que la pátina del tiempo concede a todo, todos han quedado en soñadores frustrados que se han quedado por el camino a causa, precisamente, de esos sueños rotos a los que muchos de ellos quedaron abocados. En resumen: mucha buena música, sorprendentes declaraciones de los entrevistados (la escena de Chris Holmes borracho en la piscina, junto a su madre, es tan denigrante como fascinante), y un documento esencial para conocer más a fondo la movida metalera americana de tan importante escena musical.

05

05. Gimme Shelter (Dir. Albert and David Maysles, Charlotte Zwerin, 1970)

La película muestra algunos shows hechos en el Madison Square Garden, que más tarde fueron publicados en el álbum Get Yer Ya-Ya’s Out!, así como las sesiones de fotografía para la portada, con Charlie Watts y una mula. Gran parte de la película cubre el concierto de Altamont, mostrando la preparación de este. En esta parte del film se muestra el consumo de alcohol y drogas por parte de los Hell Angels, una banda de motoristas encargados de la seguridad de aquel show, además de las dificultades y peleas que perjudicaron el espectáculo. El inquieto público y la poca seguridad arruinó varios shows (incluso Marty Balin, vocalista de Jefferson Airplane fue noqueado por un Hell Angel). Por ello, Grateful Dead decidió a última hora no participar del evento. En Altamont, mientras los Rolling Stones interpretaban la canción Under My Thumb, se muestra el asesinato de Meredith Hunter, un joven negro de 18 años que fue apuñalado por un miembro de los Hell Angels.El nombre de la película proviene de la canción “Gimme Shelter”, publicada en el álbum Let It Bleed de 1969. Un joven George Lucas era operador de cámara para el concierto de Altamont. Sin embargo gran parte de lo filmado por él fue dañado y ninguna de sus escenas fueron incorporadas en el corte final.

06

04. The Kids Are Alright (Dir. Jeff Stein, 1979)

Documental de 1979 acerca de la banda inglesa de rock The Who, que incluye interpretaciones en vivo, películas promocionales y entrevistas de 1964 a 1978. La película fue principalmente trabajo del fan de la banda Jeff Stein, quien a pesar de no tener experiencia previa en el cine, fue convencido y apoyado por la banda para desempeñarse como director de película. Stein, había producido un libro en 1970 con fotografías de los conciertos de la banda cuando sólo tenía 17 años. En 1975 se acercó a Pete Townshend, el compositor principal y guitarrista de The Who, para proponerle una compilación y colección de clips de la banda para proveer una referencia histórica a los fans de ella. Townshend inicialmente rechazó la idea, pero fue persuadido por el mánager del grupo, Bill Curbishley, para darle un sí al proyecto. Cuando Stein y su editor de cine, Ed Rothkowitz, les enseñaron a la banda (y a sus esposas) una recopilación de 17 minutos de clips de sus apariciones en la televisión estadounidense, no lo podían creer. “Townshend estaba en el suelo, golpeándose la cabeza. Él y Moon estaban histéricos. La esposa de Daltrey reía tan fuerte que derribó la mesa de café en la sala de proyección. Sus reacciones fueron increíbles. Lo amaban. Fue entonces, cuando se convencieron de que realmente la película valió la pena.”

07

03. The Last Waltz (Dir. Martin Scorsese, 1978)

Documental sobre el concierto de despedida de la banda de rock “The Band” que tuvo lugar el Día de Acción de Gracias de 1976 en el Winterland Ballroom de San Francisco. El evento contó con la participación de una larga lista de invitados, que incluyó a Paul Butterfield, Eric Clapton, Neil Diamond, Bob Dylan, Emmylou Harris, Ronnie Hawkins, Dr. John, Joni Mitchell, Van Morrison, Ringo Starr, Muddy Waters, Ron Wood, Bobby Charles y Neil Young, entre otros, así como con la dirección musical de John Simon, un productor musical que trabajó con el grupo en los álbumes Music from Big Pink y The Band. El director estadounidense Martin Scorsese grabó el concierto y estrenó el largometraje en 1978, de forma paralela a la publicación de la banda sonora del filme que produjo el propio John Simon junto a Rob Fraboni. El documental incluyó canciones que el grupo interpretó en el concierto, junto a grabaciones de estudio y entrevistas de Scorsese a los miembros de The Band. Desde su publicación, una amplia mayoría de críticos musicales y cinematográficos aclamaron The Last Waltz como uno de los mejores documentales musicales de la historia del rock.

08

02. This is Spinal Tap (Dir. Rob Reiner, 1984)

Falso documental acerca de una banda de heavy metal creada por el mismo director y los actores del reparto. A partir de este filme nace le concepto del Rockumentary. La película detalla la historia de la banda, empezando por los cincuenta, como imitadores de Buddy Holly, los sesenta con un single llamado “Listen to the flower people”, los setenta que lanzarían a Spinal Tap a la fama, llegando a publicar hasta un disco de salmos, y los ochenta que marcarían su caída. Está llena de parodias de famosos del género, un poco oscuras por la distancia, pero que harán gracia a los adeptos: los excesos musicales de Led Zeppelin, el disco negro de Metallica… así como otros detalles que han terminado por convertirse en clichés de casi cualquier género musical, como los problemas con el catering, con las drogas o con los baterías que tienden a morirse (por Spinal Tap pasaron no menos de treinta y siete). El filme ocupa el puesto 48 de las 500 mejores películas de todos los tiempos según la revista Empire. A raíz del rotundo éxito conseguido por la cinta, el grupo llegó a sacar discos posteriormente, haciendo incluso giras de presentación de los mismos.

09

01. Dont Look Back (Dir. D. A. Pennebaker, 1967)

Decía el célebre fotógrafo Henri Cartier-Bresson que una buena instantánea era aquella “que atrapaba a la realidad en flagrante delito”. Bien, pues en “Dont Look Back”, el cineasta D. A. Pennebaker captura a Bob Dylan con las manos en la masa a 24 fotografías por segundo durante 96 minutos. A lo largo de la gira de tres semanas que llevó al músico al Reino Unido en 1965, Dylan no hizo ningún esfuerzo por disimular ni su arrogancia ni su misantropía ni su rechazo al papel de héroe generacional que le habían impuesto. Ni siquiera se molestó en ablandar esta imagen pública por el mero hecho de tener a Pennebaker documentándolo todo con su cámara. Si acaso, la endureció todavía más. D. A. Pennebaker aprovechó la oportunidad de documentar la última gira como ídolo folk de Dylan para poner en práctica sus técnicas de “cine directo”. Hermana del cine verité de Jean Rouch y afín a los postulados documentales contemporáneos de los hermanos Maysles o Frederick Wiseman, la propuesta de “Dont Look Back” reposa en la observación nada mitificadora de un personaje, Dylan en este caso, con todas las contradicciones, mala sombra y aristas que éste pueda tener. Pero “Dont Look Back” es algo más que un retrato de un músico con el lomo erizado. Trasciende. Gracias a un timing perfecto entre personaje, momento y lugar, la película también es el testimonio de un instante de altísima iconicidad cultural: el momento en el que la música popular se convierte en un fenómeno masivo e incontrolable y los artistas pasan a ser estrellas sin ellos haberlo pedido; pasan a deberse a su público y no a su arte… a no ser que se rebelen contra ello, como hizo Bob Dylan. “Dont Look Back”, pues, es la vindicación del individuo, el talento y el carácter ante el rodillo de la masa. El National Film Preservation Foundation de los Estados Unidos de América declaró la película como “culturalmente significante” y la seleccionó para su preservación en el National Film Registry.

10

Menciones Honoríficas

  • Dig! (Dir. Ondi Timoner, 2008),
  • A Band Called Death (Dir. Mark Christopher Covino, Jeff Howlett, 2012),
  • It Might Get Loud (Dir. Davis Guggenheim, 2008),
  • Heavy Metal in Baghdad (Dir. Suroosh Alvi, Eddy Moretti, 2007),
  • The Filth and the Fury (Dir. Julien Temple, 2000),
  • End of the Century: The Story of the Ramones (Dir. Jim Fields and Michael Gramaglia, 2003).

000

Editor: Mario Alberto Flores Martínez

Investigación: Jonás Axel

Bibliografía

Aksmen, Ambulante, Wikipedia, La off off crítica, Ranker, Filmaffinity, In-Edit, 1001 Películas que ver antes de morir, Blog de cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s