FILM LESSONS: LECCIONES Y CONSEJOS DE QUENTIN TARANTINO PARA ESCRIBIR Y HACER CINE.

El día de hoy Quentin Jerome Tarantino, uno de los directores más controversiales e influyentes de Hollywood y el cine independiente norteamericano, cumple 54 años. Y nada mejor para festejarlo que recordando algunas de sus mejores frases, consejos y lecciones de cine que demuestran su muy peculiar humildad, estilo y cosmovisión.

119326_832x627

Quentin Tarantino (1963) es un director, guionista, productor y actor estadounidense que se ha destacado por la manera de presentar sus filmes y contar historias distintas con un humor amado por unos e incomprendido por otros. Hay quienes ven su trabajo como un homenaje a diversas cintas y para otros se trata de un director que plagia. Pocos cineastas tienen un sello tan personal y característico como Quentin Tarantino. Influido por spaghetti westerns y cine de bajo presupuesto, inició su andadura desde cero y siguiendo su propio instinto.

Hoy día se estudia en las escuelas de cine y su estilo es imitado por miles de jóvenes de cineastas que ya lo consideran una página indispensable de la historia del cine. Razón por la cual a continuación les presentamos una recopilación de las diversas lecciones, consejos y frases que Tarantino ha dado a largo de diversas entrevistas o que algunos especialistas de cine han podido desglosar a partir de sus películas.

frase-tarantino-4

CONSEJOS DE QUENTIN TARANTINO

La mejor escuela es el cine

“Cuando alguien me pregunta a cuál escuela de cine he ido, yo respondo: -No fui a ninguna escuela de cine, solo fui al cine”.

Escribe un guión fuerte que se destaque y que sea honesto

“El problema con los guiones ahora es que gente que no tiene nada que ver está escribiéndolos. Y no están escribiendo lo que tienen dentro y quieren sacar. Están escribiendo lo que creen que una película debería ser…”.

Siempre piensa en la música

“Para mí las películas y la música van de la mano. Cuando estoy escribiendo un guión, una de las primeras cosas que hago es encontrar la música que voy a poner en la primera secuencia”.

“Siempre he pensado que mis soundtracks funcionan bastante bien, porque básicamente son equivalentes profesionales a una mezcla que haría para que escuches en tu casa”.

“No creo que la música funcione como ‘curita’ para los desaciertos de una película. Si se incluye es para acompañar a la secuencia o para llevarla a otro nivel dramático”.

Escribe algo que quieras dirigir, ver y no vender

“Yo no escribí para vender, escribí para dirigirlo. Pero antes te deben aprobar los lectores”.

No te autocensures y no te dejes desmotivar por la crítica

“… las críticas sociales no significan nada para mí. Es mi trabajo ignorarlas, porque sus críticas son sobre ahora: 2015. Mi película no es un cartón de leche que tiene fecha de caducidad. Estará disponible 20 años, 30 años, con suerte 100 años a partir de ahora. Esos críticos vendrán y se irán, pero la película será la película. Mi venganza es que les voy a ganar a sus hijos y nietos”.

Crea personajes que sean inolvidables

“Ahora todo es sobre mis personajes. De hecho creo que mis personajes van a ser uno de mis mayores legados cuando yo ya no esté. Así que no tengo ninguna obligación más que hacer un casting correcto (…) amo a mis personajes. Su trabajo es decir mi diálogo”.

“Nunca tendré miedo a decir algo, lo que escribo es sobre lo que sé. Es mi versión de la verdad que yo sé, eso es parte de mi talento; poner la forma en la que la gente realmente habla en las cosas que yo escribo. Mi única responsabilidad es con mis personajes y ellos vienen de donde yo he estado”.

Miente un poco sobre lo que has hecho

“Lo que sucede cuando comienzas tu carrera es que debes tener un curriculum, y si no has hecho nada, no puedes escribir nada. La gente no te va a prestar atención, entonces tienes que mentir. ¿Entendido? Yo tuve suerte porque sabía mucho sobre películas y cosas. Era fan de Jean-Luc Godard, y él estaba estrenando una película (…) entonces escribí ‘Motion Pictures’ en mi curriculum King Lear- dir. Jean-Luc Godard con Woody Allen, Molly Ringwald”.

Toma el tiempo necesario para hacer películas y para descansar

“Hago una película cada año y medio o dos años. Cuando termino, me tomo seis meses para no hacer nada, y eso es grandioso. Pero puedes vivir tu vida mientras escribes. De hecho es una vida divertida porque estoy trabajando y comprometido y apasionado, pero salgo y veo amigos. Cuando estoy haciendo una película, el mundo desaparece y estoy en el Everest. ¿Obama es presidente? ¿A quién le importa? Estoy haciendo mi película”.

Escucha música para escribir e inspirarte

“Eso serían como mis descansos. Habrá mucha música que estará en el espíritu de la película. Sabes, canciones de rock o lo que sea. Y escribo, escribo, escribo, y después necesito levantarme y caminar o lo que sea (…) escuchar la música, caminar alrededor, oír la canción en mi cabeza. La pones por un tiempo y es como si quemaras la energía de esa manera, después te sientas y regresas a trabajar de nuevo”.

Se tu propia audiencia

“No creo en el elitismo. No creo que la audiencia sea esta persona tonta inferior a mí. Yo soy la audiencia”.

No abuses del CGI

“Las imágenes generadas por computadora echaron a perder las secuencias de choques de vehículos. Cuando veías películas de los setentas eran coches reales e impactos desastrosos de metales verídicos. Realmente sucedía y arriesgaban sus vidas”.

Se fiel a tu persona, tu estilo y tus gustos

“Me dicen que Kill Bill es una película violenta. No lo niego, es una película marca Tarantino. Nadie iría a un concierto de Metallica y pediría que bajen el volumen”.

“Están mis películas ‘reales-reales’ que empecé con Reservoir Dogs; y luego están mis ‘películas-de-películas’. Kill Bill es definitivamente una de ellas, la que Jules y Vince -de Pulp Fiction– irían al cine a ver”.

“Reconozco que uno de mis mejores talentos es saber contar una historia”.

“Esta película nunca pretendió significar todo para todos. Simplemente lo digo porque hice esa película para mí y todos los demás están invitados”.

Se profesional

Lo que hay que hacer para lograr una buena película como Reservoir Dogs es trabajar como un profesional. Un psicópata es un profesional”.

Conoce el género o tipo cine que estas realizando.

“Es un estándar básico en el cine japonés cortar el brazo de alguien y usar mangueras con agua roja como venas, regando sangre por todas partes”.

“La gente ha escrito que he visto demasiadas películas. ¿En qué otro tipo de arte se considera negativo ser experto? ¿Si fuera poeta sería criticado por saber demasiado de Sappho o Aristóteles?”

Sólo hazlo

“Si quieres hacer una película, hazla. No esperes un donativo ni las mejores circunstancias. Solamente hazla”.

“Si amas las películas lo suficiente puedes lograr hacer una buena película”.

No olvides jamás a tu cinéfilo interno

“Si eres un fan del cine, coleccionar videos es como fumar marihuana. Los discos láser son como la cocaína pero las copias en 35 mm son como heroína y cuando comienzas a coleccionarlas empiezas a caminar por la gran carretera. Yo tengo unn colección de la cual estoy muy orgulloso”.

“Si no fuera director sería crítico de cine. Es lo único más para lo que estaría cualificado”.

Conoce tus límites

“Espero seguir haciendo películas por 15 años más. No pienso ser un director viejo y necio. Mi idea es hacer un cine en un pueblito y ser el operador, un viejo adicto a ver películas”.

quentin-tarantino

LECIONES DEL CINE DE QUENTIN TARANTINO

  1. Roba de todo el mundo: “Robo de cada película que se ha hecho” es la cita más famosa de Tarantino. El director es muy sincero al respecto; dice haber robado directamente de otras películas, mezclándolo muy bien con muchas ideas que llegan al mismo tiempo y dando como resultado cosas innovadoras que en el fondo guardan ese sentimiento de lo ya-visto. Tarantino. La secuencia de baile en “Pulp Fiction” está cogida directamente de “Bande à part” de Godard además de que los pasos son de “8 ½” de Federico Fellini. Se podría argumentar que nadie en el negocio de la narración es tan bueno cogiendo algo y haciéndolo suyo como Quentin Tarantino, pero ser justos, Tarantino nunca roba nada. Toma una historia o género que ama y luego lo moldea completamente a su estilo, muchas veces mejorando la obra original. Toma lo mejor del cine extranjero, el spaghetti westerns, y el crimen y, luego inyecta su sello en el diálogo y su visión del mundo y surge algo completamente original. De la misma manera en que los hermanos Coen cogieron “El sueño eterno” y lo convirtieron en “The Big Lebowski“, Tarantino sacude, voltea y gira historias existentes hasta que no queda nada, salvo el propio Tarantino. E irónicamente, nadie puede contar una historia con una voz tan original como la de Tarantino.
  2. Escribe como habla la gente: Nada va a arruinar una película más rápido que un diálogo literal en el que los personajes van diciendo exactamente lo que sienten. No pasa en la vida diaria, así que no lo pongas en tu guion. La gente no va diciendo lo que realmente está en su cabeza; hablan sobre otras cosas, con frases entrecortadas y con frecuencia charlan sobre lo que tenían preparado para el almuerzo o de su programa de televisión favorito. Tarantino casi ha transformado estos elementos de la vida real en una forma de arte. Cuando escribas los diálogos de tu personaje, di las frases en voz alta. Deberían tener una cadencia como un ritmo de batería y los personajes nunca deberían exponer la trama. Encuentra otras maneras creativas de transmitir esta información.
  3. Coge un género popular y dale la vuelta: “Una historia debe tener un principio, un medio y un fin, pero no necesariamente en ese orden”, es el dicho más famoso de Godard. Tarantino ha adoptado esta filosofía en muchas de sus películas. Por ejemplo, “Reservoir Dogs”, es en realidad la simple historia de un crimen. Los personajes planean el atraco, el robo fracasa, y finalmente, la policía aparece para detenerlos a todos. Este tipo de historia se ha contado en un millón de series policíacas y películas. Sin embargo, en la versión de Tarantino, esta historia parece original. ¿Cómo lo hace? Para empezar, se voltea la estructura de tres actos al contar la historia sin orden y en retrospectiva. Esto parece casi un lugar cliché ahora, pero cuando “Reservoir” salió casi no se había visto antes en el cine estadounidense. Añádase a esto su talento para el diálogo y la creación de personajes únicos, y se crea un mundo en apariencia original. Cada historia ha sido contada antes. Asumiendo que esta premisa sea cierta, entonces lo que es importante no es el destino, sino el viaje.
  4. Hazlo personal: “Mis películas son muy personales, pero nunca intento mostrarte qué tan personales son. Es mi trabajo (…) esconder eso para que sólo yo o las personas que me conocen sepan que son personales. Kill Bill es una película muy personal”. Las mejores películas cogen un género determinado y le añaden un elemento personal. En lugar de tratar de escribir una película basada en una ruptura del pasado o una muerte familiar, intenta coger tu género favorito e introduce tu historia personal en ella. Esto añadirá una dimensión oculta a la historia que es posible que haga al guión destacar. Casi todas mis películas que he escrito o dirigido encajan en un género estándar. La originalidad viene de la personalización de mis personajes para que sean seres humanos reales. La épica de las películas de “Kill Bill” se refiere esencialmente a una mujer despreciada. Trata de hacer un pitch bajo la premisa de “una mujer despreciada” en tu próxima reunión y verás hasta donde consigues llegar.
  5. Inserta humor en el guión: Piensa en tu vida personal. Hasta los momentos más intensos a menudo pueden dar lugar al humor. La vida nunca es solo una cosa y las historias que cuentas deben reflejar todos estos aspectos si quieres intentar capturar siquiera un atisbo de la vida real.
  6. Haz la película sobre la marcha: Para filmar, obviamente tengo gran parte de mi proyecto en un guión, pero no pongo siempre todo porque otras personas pueden verlo y tomar ventaja de ello. Por ejemplo, para “Reservoir Dogs”, el sello discográfico que manejaba a la banda Steeler’s Wheel me cobró más caro el uso de su canción “Stuck in the middle with you” porque sabían desde el script que quería específicamente ese track para la película.
  7. Sé impersonalmente personal: Toda película debe ser personal, que tenga algo tuyo; por mencionar, mis filmes son completamente personales, pero los disfrazo con una impersonalidad tal que la audiencia puede encontrar lo suficiente de ellos también sin saber qué hay algo mío en pantalla.
  8. Piensa fuera de la lista de casting: Los directores de reparto siempre tienen esas listas de gente famosa o que creen que puede hacer una buena representación durante el rodaje, pero yo prefiero utilizar a cualquier tipo de persona que cumpla con dos aspectos básicos antes de seguir dichas sugerencias: que esa persona me guste para el papel y que esté vivo. Así, sugiero dejar un poco, o bastante, de lado los listados de cast.
  9. Ser un nerd cinéfilo ayuda: Antes de dedicarse por completo a lo que hoy es su vida, Quentin veía muchísimo cine y soñaba con algún día escribir una historia y filmarla; él es la prueba absoluta de que poniendo mucha atención a las películas que te gustan aprendes progresivamente a hacerlo a tu manera. No pares de mirar, es su opinión.

3db4a118b4608b18fcae802afc7f440d

Editor: Les Janz Xoap

Fuente: Cultura Colectiva, Guión de videojuegos, rplatam.com, escuela de arts, Tomatazos, EW, Vulture, Villagevoice, Film School Rejects, Muy interesante, Wikiquotes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s