CINEFACTOS: ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES DE LA LA LAND

Los Globos de Oro se han rendido ante ella. La La Land” llegó, vió y venció en la ceremonia. Ya forma parte de su historia al ser la película más premiada de la historia de los Globos de Oro. La historia de Mia y Sebastian, los protagonistas de “La La Land”, tiene todas las papeletas de convertirse en la historia cinematográfica del año. No sólo por lo que transcurre ante las cámaras a lo largo de los 128 minutos que dura la película, sino por las muchas anécdotas que se acumulan tras éstas.

b7b2bd115d0e314a008fb438906ae82377a821c6

El Huffington Post ha realizado una extensa lista de las curiosidades más llamativas de este filme y a continuación hacemos un recuento de las más destacadas.

Todos esos datos los han ido revelando el director Damien Chazelle y sus protagonistas, Emma Stone y Ryan Gosling, en las entrevistas que han concedido a lo largo de los últimos ocho meses —La La Land se estrenó en el Festival de Cannes el 11 de mayo de 2016—. Ellos han contado cómo se prepararon para dar vida la a la aspirante a actriz Mia y al pianista Sebastian, cuál fue la escena más difícil de rodar y también cuándo empezó a prepararse la cinta. Estos son algunos de los más relevantes.

nexe7yaw8wstad_1_b

Como siempre los invitamos a que sigan los hipervinculos, los cuales en esta ocasión los llevarán a trailers de películas clásicas, entrevistas y más información al respecto.

El origen del proyecto

La estética de la película surge del amor que el director siente desde muy joven por el cine, pero el largometraje nació en una cafetería durante una reunión con dos productores, Fred Berger y Jordan Horowitz. Ninguno se imaginaba cómo se podía hacer, pero les intrigó la idea.

Berger cuenta que “fue una presentación totalmente diferente y muy atrevida. Creímos que tal como está la industria ahora, era muy posible que jamás se rodara, y decidimos que valía la pena dedicarle unos años y conseguirlo”. “Tiramos la prudencia por la ventana”, asegura Horowitz.

Las influencias

Chazelle reconoce que una de sus grandes inspiraciones son las películas de Jacques Demy, que se atrevió a romper los moldes de los años sesenta con deliciosos musicales de tonos pasteles como Los paraguas de Cherburgo, Las señoritas de Rochefort y Una habitación en la ciudad. De hecho el director ha dicho al respecto lo siguiente: “No sólo en la película, sino en todo lo que he hecho y he querido hacer hasta la fecha. Ninguna otra película me ha enseñado tanto como Los paraguas de Cherburgou; es mi amor más profundo”.

giphy (2).gif

“Cantando bajo la lluvia” es otra de las películas que ha ejercido mayor influencia sobre el equipo. La vieron todos los días durante las dos semanas que duró el rodaje, según reveló Ryan Gosling durante el Festival Internacional de Cine de Palm Springs. “Ojalá pudiera haberlo dicho en persona, pero me gustaría agradecer a Debbie Reynolds su maravillosa carrera. Vimos Cantando bajo la lluvia cada día en busca de inspiración y ella tenía un talento inigualable. Así que gracias a ella por toda esa inspiración”.

Top Hat (1935), Un americano en París (1951), Swing Time (1936), The Band Wagon (1953), Las señoritas de Rochefort (1967) y Fellini 8½ (1963) son otros de los títulos que han dejado su huella en esta película.

Emma Watson y Miles Teller iban a ser los protagonistas de la película

giphy-1Casualmente la primera opción del equipo de dirección era Emma Watson, pero como ésta se encontraba inmersa en pleno rodaje del remake de “La Bella y la Bestia”, declinaron la opción. Posteriormente, el director Damien Chazelle se quedó embelesado tras ver cantar y bailar a Emma Stone en una toma que tenía grabada en un cabaret en Broadway y decidió que finalmente el papel era perfecto para la talentosa actriz. De hecho, Ryan Gosling tapoco fue la primera opcion del director Damien Chazelle. Antes se lo propuso a Miles Teller (Whiplash), quien según los rumores declinó por una falta de acuerdo económico.

Una pareja icónica del cine

“La La Land” es la tercera película en la que actúan juntos Emma Stone y Ryan Gosling, antes estuvieron en “Crazy, Stupid, Love” y “Gangster Squad”. El director ha comparado a Ryan Gosling y Emma Stone con “Fred y Ginger, Robert y Bacall”. Son como una pareja clásica de Hollywood, con “química fuera de la cámara”.

source-3

Damien Chazelle saca pecho de sus fichajes y asegura que la pareja Gosling-Stone es química pura: “Emma y Ryan tienen un lenguaje particular, y no me refiero a solo en persona, sino en la pantalla también. Hacen algo muy difícil en esta película, convierten en real un género totalmente irreal. Solo actores del calibre de Ryan y de Emma consiguen que una historia así encaje en vidas reales. Muy pocos intérpretes dan la impresión de ser estrellas mientras se mantienen en la historia narrada”.

La coreografía, el gran reto en todos los sentidos

Cada número del musical es un auténtico espectáculo. La película comienza con el número ‘Traffic’, en un atasco en una de las autopistas de Los Ángeles. Para poder lograr estos increíbles números musicales, Emma Stone y Ryan Gosling tuvieron que tomar clases de baile durante tres meses y aprender claqué, tap y bailes de salón, esto para desenvolverse de la mejor forma en cada una de las coreografías de la película.

“Empezamos a ensayar con tres meses de antelación para que Damien pudiera captar en una sola toma exactamente lo que quería”, recuerda Ryan Gosling.

3lrb2p

Emma Stone aclara que “nos preparamos a fondo con Mandy Moore y ensayamos cada día”, recuerda. “Lo pasé realmente bien. Había ido a clases de baile antes, pero en esta ocasión aprendí claqué, jazz y baile de salón, un lenguaje totalmente nuevo para mí”.

Añade que tampoco se trataba de alcanzar la perfección: “Nuestros personajes son artistas que intentan darse a conocer, nunca se nos pidió que fuéramos cantantes y bailarines brillantes. Más aún, Damien quería que la relación de los dos personajes fuera palpable, sensual incluso, a pesar de formar parte de unos números musicales absolutamente increíbles. Por eso se aplaudía algún que otro fallo”.

Mandy Moore, por su parte, asegura que su mejor baile es el número en el Planetario, interpretado por Emma Stone y Ryan Gosling. Fue muy intenso ya que ambos bailan un vals colgados en el aire, donde los sentimientos se hacen palpables desde el primer instante.

Si lo anterior no fuera suficiente, la famosa escena del baile con el sol cayendo en Mulholland Drive, en el parque Griffith, fue una de las más complicadas. Dura seis minutos y no tiene ningún corte. Además de interpretar la escena, la canción y hacer el baile, tuvieron que estar pendientes de que no anocheciese.

Esa fue la única escena en la que la música fue grabada por separado, “porque incluía el baile”, contó Emma Stone en una entrevista.

source

Uno de los números favoritos de Emma Stone es “Duet”, que pasa de la búsqueda de un coche aparcado, a un número en una colina que domina la ciudad. “Aquí es donde nuestros personajes conectan de verdad por primera vez”, dice la actriz. Mandy Moore añade: “Es un momento de gran importancia, y hablamos muchísimo los cuatro, Damien, Ryan, Emma y yo, para decidir cómo hacerlo. El plano secuencia dura unos seis minutos. Era muy importante comunicar la alegría del momento en que, por primera vez, bailan al unísono”.

El gran final de la película, ‘Epilogue’, también era el número más largo. Se cruza Los Ángeles hasta un París imaginario para luego volver. “‘Epilogue’ es una preciosa fantasía y el departamento artístico se esmeró con los decorados, era una maravilla”, recuerda Mandy Moore. “Había treinta bailarines con Ryan y Emma en medio para su último gran momento juntos. Conmueve, no hay otra palabra”.

El supervisor musical Steve Gizicki fue el encargado de controlar la logística de los complejos números musicales, los ensayos generales y el plan de rodaje. “Tal vez sea la película más complicada que he hecho, pero también la más gratificante”, reconoce.

La práctica hace al maestro

Además del baile, Gosling tuvo que aprender también a tocar el piano. “Fue uno de los procesos de preproducción más increíbles de mi carrera”, dijo el actor. Para lograr esta meta, el actor tomo clases durante tres meses, dos horas al día, seis días a la semana, para dejar a todo el mundo impresionado delante de la pantalla. Por ello, durante la película no se usaron dobles de manos, en las escenas siempre es Gosling el que toca el piano.

ryanpianoEn parte, el actor se lanzó de cabeza porque representaba hacer realidad otro de sus sueños: “Siempre había deseado tener tiempo para aprender a tocar el piano, y ahora me brindaban la oportunidad de pasar tres meses delante de uno. No iba a dejarla pasar. Fue de los períodos de preproducción más satisfactorios que he vivido hasta ahora”.

Por otro lador el actor y pianista, John Legend, también tuvo que aprender un instrumento para interpretar al guitarrista Keith. El personaje es secundario pero prefirió hacerlo para sentirse más cómodo. Reconoce que actuó sin presión porque la película no es sobre un guitarrista. Lo que también ha dicho es que llegó a sentir celos de Gosling. “Me pareció asombroso”, dijo sobre su capacidad de aprender a tocar el piano.

Una pasión de dos actores

Para Ryan Gosling siempre fue un sueño hacer un musical como los de los años 40 y 50, mientras que Emma Stone se aficionó a este género de pequeña. Con ocho años su madre la llevó a ver Los Miserables.

source-2

Además, antes de rodar La La Land, Stone fue Sally Bowles en una representación de Cabaret en Broadway. Allí puso de manifiesto sus dotes musicales. Mientras que Ryan Gosling empezó siendo estrella infantil en Mickey Mouse Club de Disney Channel, tiene un dúo con su amigo Zach Shields (Dead Man’s Bones) y ha cantado en varias de sus películas. En Cruce de caminos (2012) le cantó Borriquito como tú a Eva Mendes, en Blue Valentine interpretó You Always Hurt the One You Love mientras tocaba un ukelele y también canta en Lars y una chica de verdad.

El rodaje de un musical

El director Damien Chazelle quiso grabar los bailes y las escenas al piano de corrido, en planos secuencia y con pocos cortes. “No había forma de esconder nada. Tenía que aprende cómo tocar esas canciones y tenía que estar dispuesto a hacer los bailes desde el principio hasta el final sin cometer fallos graves”, contó Ryan Gosling. Pero para la filmación de la escena nicial del atasco, cuando cantan Another day of sun. Se rodó en una zona poco transitada de la autopista Harbor Freeway, que se cortó al tráfico para hacer ese plano secuencia. Lo curioso es que los bailarines prepararon la coreografía sobre sus coches, de ahí que los vehículos aparezcan abollados.

De hecho, “Traffic”, requirió muchísimo trabajo, explica la coreógrafa, Mandy Moore. “Las paredes de la oficina estaban cubiertas con notitas especificando la marca de cada coche y quién estaba en el techo de qué coche y qué coche debía ser reforzado. La logística fue monumental”.

source-1

Además, nada podía salir mal durante el rodaje, ya que disponían de un tiempo muy limitado en el intercambiador de la autopista. Para asegurarse de que todo iría bien en cuanto las cámaras empezaran a rodar, hubo múltiples ensayos previos. “No podía haber ningún fallo”, recuerda Ryan Gosling.

Mandy Moore no duda en reconocer los méritos de los bailarines: “Los bailarines de la escena ‘Traffic’ son los héroes olvidados de la película. Trabajaron en condiciones nada idóneas. No es fácil bailar encima de coches en medio de una autopista a 37 grados a la sombra. Pero consiguieron crear un momento realmente mágico”.

Otra secuencia que planteó serios problemas a Mandy Moore fue “Someone In The Crowd”, donde la cámara sigue a Mia desde que se prepara con sus compañeras de piso para ir a una fiesta en una casa impresionante casi completamente acristalada, hasta que se tira a la piscina. “Rodar ese número fue una locura total”, recuerda la coreógrafa. “Ni siquiera puedo empezar a explicar lo que hicimos para conseguirlo, pero cuando vi el copión al día siguiente, el resultado era asombroso: los colores, la cámara, el vestuario y el baile encajaban a la perfección”.

La historia empezó en la universidad

Damien Chazelle había empezado a trabajar en la historia con el compositor Justin Hurwitz, al que conoció estudiando en Harvard. Ha compuesto cada una de las notas que se oyen en la película.

“Antes de que empezara a escribir los diálogos, cuando aún estábamos en la etapa de construir la historia, Justin ya había empezado a buscar temas musicales para la película. Durante el montaje, yo estaba en una sala, y él trabajaba al otro lado del pasillo”.

Berger aclara que Justin y Damien se conocen desde que tenían 18 años y trabajan como si fueran hermanos. Para Justin la calidad merece cualquier sacrificio. “Mandó cientos de demos de piano a Damien, que se quedó con unas veinte. Jordan y yo lo redujimos aún más, y las canciones se desarrollaron a partir de estos pequeños hilos, un poco como se desarrolla un guión”.

El vestuario

Mary Zophres, diseñadora de vestuario, también ha buscado inspiración en películas clásicas. Julie Christie, Ingrid Bergman, Grace Kelly y Katharine Hepburn inspiraron los diseños, que quería que fuesen atemporales.

la-la-land-audition-14El vestido que Mia (Emma Stone) lleva a su primera cita con Sebastian (Ryan Gosling) está inspirado en el que luce Judy Garland en Ha nacido una estrella (1954) y el amarillo del cartel está inspirado en los propios vestidos de Stone, en concreto en el Atelier Versace que llevó a la premiere de The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (2014). Las flores impresas sobre la tela están inspiradas en Matisse.

En el caso de Gosling el vestuario es mucho más limitado. Según la diseñadora, se trata de una colección cápsula con “cinco camisas, dos pantalones y tres abrigos sport” que lleva y repite en la mayoría de las escenas.

Para la escena del baile en el planetario, Gosling tuvo que usar una chaqueta más grande que le facilitó la movilidad. Además, sus pantalones fueron de lana, esto permitió que se vieran ajustados, pero que a la vez pueda moverse.

Pero si tuviese que elegir un vestido de todos los de la película, Mary Zophres lo tiene claro: el vestido blanco que Stone lleva en el epílogo de la película.

Los Angeles, otro personaje de la película

Había que fichar a la ciudad de Los Ángeles. Ha interpretado muchos papeles en la historia del cine y ha sido cosas muy diferentes, desde peligrosa y lúgubre, a paraíso surfero con bikinis, pasando por un nido de ambiciones. Pero el realizador decidió que exploraría Los Ángeles como una musa, como un lienzo en movimiento de encuentros inesperados, eterno tráfico y lugar donde todos corren detrás de sus sueños.

source-4La primera escena de la película tiene lugar en un atasco en la autopista por una razón muy concreta. “En Los Ángeles, la mayoría de coches van ocupados por una o dos personas”, dice el director. “Por eso uno se siente solo en la ciudad, entre otras cosas. Pero también muestra que es un refugio para los soñadores. Cuando uno está en el coche, ¿qué hace? Pone música o sueña. Cada soñador tiene un sueño, cada persona vive su propia canción. Estás en tu burbuja, en tu musical. Es el sitio perfecto para que dos soñadores como Sebastian y Mia se conozcan. Las radios de los coches crean un fondo musical, y todos los que están en la autopista se unen poco a poco al momento”.

Damien Chazelle también considera Los Ángeles como una ciudad de anhelos, mostrando los pequeños clubes de jazz, las melancólicas salas de espera antes de las pruebas, los apartamentos de paso, las cafeterías de los grandes estudios donde se cruzan los famosos y los que aspiran a serlo, pero también plasma la otra cara de la metrópoli con sus fiestas, planetarios e incluso aparcamientos que pueden convertirse en un paisaje onírico sostenido por la música.

Rompiendo records

Los Globos de Oro 2017 tuvieron un ganador absoluto: La La Land. La película estableció un récord al ganar los siete premios a los que aspiraba. “Me siento honrado por estar aquí arriba”, dijo el joven director. El musical con Emma Stone y Ryan Gosling superó el récord de seis globos de oro que mantenían las cintas “Atrapado sin salida” (1975) y “Expreso de medianoche” (1978). Es más, ambas producciones empatadas se cuentan entre los más implacables dramas que Hollywood haya producido en los últimos 40 años.

74th Annual Golden Globe Awards - Show

Fuente: Woman, El Universo, La información, El Huffington Post, La Tercera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s