CINETIPS: 35 CONSEJOS INDISPENSABLE PARA HACER Y DISTRIBUIR UNA PELÍCULA DE BAJO PRESUPUESTO

Hace algunos ayeres en nuestra red social presentamos un compilado de consejos sobre la realización de filmes de bajo presupuesto. El texto estaba compuesto por los artículos escritos de los directores de cine independiente, Tara Samuel y Joshua Overbay, cuyos consejos fueron presentados en los sitios Movie Maker e IndieWire, los cuales a su vez fueron traducidos por Cine Premiere y EnFilme para la lectura del cineasta latinoamericano. Ahora, gracias al texto de Ruben Peralta Rigaud para el sitio Cocalecas, podemos ampliar este texto para así poder presentarles una colección de consejos más compleja sobre el proceso de realización de un filme de bajo presupuesto, pero que sin lugar a dudas aplica a todo tipo de producción de cine.

12049496_963222807087230_679665261384898578_n

  1. Dejar de estar sentado y ponerse a trabajar: La frustración y la impaciencia son rasgos esenciales si se quiere hacer una película sin dinero. Vas a tener que trabajar para ello.
  2. Dejar de preocuparse por escribir algo comerciable: Escribe algo que te preocupe reamente. Realiza una película personal con un “nano” presupuesto. Debe ser una película por la que estás dispuesto a morir.
  3. Keep it simple: Bresson tiene una frase de su libro Apuntes sobre el cinematógrafo: La facultad de hacer buen uso de mis medios disminuye cuando su número aumenta. Focaliza tu atención en un problema a la vez y dedícale el 100% de la atención. Intenta reducir los problemas a la mínima cantidad posible. Ponte las cosas fáciles todo lo que puedas para poder hacer mejor las que tienes que hacer. Que las circunstancias no te sobrepasen.
  4. Decide que vas a hacer una película, pase lo que pase: No tengas miedo a equivocarte. A fallar. A no hacerlo perfecto. A que tu primera película no sea una obra maestra. A no saber algo. A descubrirlo por el camino. A cambiar tu camino si hace falta. Todo eso es parte del proceso de crear y es así como surgen películas memorables.
  5. Trabajar con amigos cercanos, especialmente los más brutalmente honestos: El primer largometraje será la cosa más estresante que hayas intentado. Y cuanto menos dinero tienes, más difícil será. Trabaja con personas que te desafíen y cuestionen, trabaja con aquellos que no temen ser sinceros y que harán todo para que mejores y te superes día a día. Trabaja con gente que respetas lo que hacen y no simplemente con aquellos que te parecen agradables. Además, debes trabajar con gente en la que confíes profundamente. Lo que los une es una confianza compartida en hacer lo que sea necesario para hacer la mejor película posible. Estas colaboraciones son raras, pero una vez que se encuentran, debes aferrarte a ellas.
  6. Abraza tus limitaciones: Que viene a ser lo mismo que el clásico: Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Es, creo, el consejo que todo director, productor y DOP debe tener en mente una y otra vez, y no solo aplicarlo a su trabajo sino intentar que su equipo lo comprenda también. Para el cineasta que trabaja con bajo presupuesto, él no tiene que fabricar limitaciones. Éstas abundan. Pero recuerda es que estas limitaciones deben ser vistas como oportunidades para poner a prueba tu creatividad y dar respuestas al problema. Estas limitaciones no serán sólo financieras, sino también creativos (como la necesidad de filmar casi exclusivamente en un solo lugar para no gastar en traslados).
  7. Siempre di que sí: Cuando no tienes dinero, vas a lograr hacer tu película en el momento en que le digas que sí a cualquier oportunidad/favor/regalo/voluntario que se te cruce en el camino. Di que sí y encuentra la forma de convertir esa oportunidad/favor/regalo/voluntario en un elemento que apoye la película que estás haciendo.
  8. Escribir buenos contratos o pagar a alguien para que lo haga: A pesar de que trabajas con personas de tu confianza, es esencial elaborar contratos para asegurarte de que cada uno conozca sus responsabilidades antes de iniciar el rodaje. El cine de bajo presupuesto genera mucho estrés desafiando las amistades más sólidas. Tú mismo tienes que obligarte legalmente a cumplir, y también los demás. Si no encuentras personas dispuestas a firmar, entonces no tienes todas las condiciones necesarias para hacerla.
  9. Junta el dinero en el camino: Van a surgir las necesidades financieras, eso es cierto. Van a necesitar pagar gasolina, o cosas para el catering, o reparar la cámara si se les cae del cofre del auto. Pero no dejen que “la amenaza” de esas cosas, retrace su inicio. Empiecen y vayan manteniendo un record de los gastos, especialmente si le tienen que pedir prestado (aunque sean 10 pesos) a alguien. En este rubro es donde resulta particularmente útil tener un “guardadito” o un pequeño ahorro para “contingencias”. Incluso hoy en día existen herramientas como Fondeadora para conseguir… pues, fondos. Esto se vuelve un poco más fácil si tienen algunos “fans” o lograron conseguir a algún actor o actriz de renombre.
  10. Pide, ofrece, repite: “Pídele a quien sea, y a todos, lo que necesites. No dejes de preguntar. Con humor, gracia y cortesía. Que no te dé pena. Pide y pide y encontrarás lo que buscas. Desde cámaras, hasta equipo de iluminación, al sonido, al vestuario, a los props, hasta la comida. Pide, pide y pide. Ofrece. Siempre piensa en qué querrá la otra persona. Tal vez ellos quieran ver cómo se hace una película. Tal vez quieran un pequeño papel. Tal vez quieren un crédito. Tal vez quieren comenzar su empresa de catering y necesitan experiencia.
  11. Agradecimiento = Entusiasmo = Más ayuda para realizar tu película: Demuestra tu agradecimiento y la gente se sentirá más motivada para ayudarte aún más. Se puede poner de la siguiente manera: No puedes ofrecer dinero, pero puedes ofrecerles pasarla increíble y tratar a todos como nunca los han tratado. Al realizar tu primer largometraje, hay mucho en juego –y lo mismo ocurre con todos los demás–. Tus productores, actores y el equipo invierten tiempo de sus vidas y trabajo, y a veces lo hacen de manera gratuita. Pero, ¿por qué harían algo así si no esperan obtener algo a cambio? ¿Qué es lo que buscan en esta experiencia? Si no te haces estas preguntas, haz descuidado tu responsabilidad como director, ya que ellos son pieza fundamental en todo el proyecto. Y si están comprometidos con ello, debes honrar su tiempo y esfuerzo que te han dado. Tu trabajo no sólo consiste en tratarlos bien, sino preocuparte por ellos e inyectarles ánimo para que estén convencidos de hacer la mejor película posible. Si operas desde esta perspectiva, ellos estarán dispuestos a “comprarte” la idea y se unirán al proceso. Todos queremos ser parte de algo más grande que nosotros mismos. Queremos trascender y ser parte de algo colectivo, algo más grande. Y mediante la realización de una película puedes proporcionarle eso a tus colaboradores.
  12. Entre 17 y 18 días tienen sentido para la producción: A pesar de que no tienes mucho dinero, eso no significa que debas forzarte a realizar el rodaje en 8, 10 o 12 días. Si el proyecto es tu pasión, no quieres equivocarte, y quieres asegurarte de tener el tiempo suficiente para hacerlo bien. Para mí, 17 días era una cantidad perfecta dada las pocas cantidades de locaciones y movimientos que teníamos que hacer. Para un guión que se desarrolla en un solo lugar, de 17 a 18 días es un periodo cómodo para sacar adelante el proyecto. Si tu guión es de poco menos de 100 páginas (que seguramente lo es) podrás rodar entre 4 y 6 páginas por día. Este ritmo te permitirá no agobiarte ni cansarte y sobretodo no explotar a los demás. Recuerda, aunque es una película de bajo presupuesto, hay que hacerla con calidad, y para ello debes tomarte el tiempo y ser cuidadoso en la colocación de la cámara, la iluminación y los detalles de las actuaciones. Otro consejo, recuerda tener listo el plan de rodaje para saber qué día se filmarán cada una de las escenas.
  13. Deja que la cámara cree la atmósfera: La revolución de las DSLRs no ha venido solamente en el ámbito de la luz, de las ópticas y de la rapidez, también del tamaño. Con cámaras tan pequeñas se pueden hacer rodajes mucho más reducidos, en espacios diferentes y crear un ambiente mucho más íntimo. Intimidan menos a los actores y se puede rodar con varias a la vez sin que se molesten unas a otras.
  14. Llega temprano a las filmaciones y despiértate más temprano: Después de tres días de rodaje me di cuenta que se requería un método diferente al que había empleado para hacer mi cortometraje. En términos prácticos, requería dos horas adicionales de preparación al día. Para el corto: al hacer un resumen, tienes un panorama muy claro de tu lista de tomas y de cómo debe funcionar cada escena. Pero en un largometraje, nunca debes confiar en tu memoria. Para empezar el día, me levantaba una hora antes de lo normal y estudiaba cuidadosamente cada escena que se filmaría ese día; analizaba el guión y la lista de tomas. Yo era el primero en llegar al set de filmación, y el cinefotógrafo también llegaba una hora antes del llamado para revisar lo que haríamos.
  15. Más que la postproducción: Presupuesto para festivales de cine, viajes y exhibiciones: A pesar de haber reunido el dinero necesario para la producción del filme, no habíamos contemplado muchos de los gastos de la postproducción. Hay que tomar en cuenta que se necesitan editores (de imagen y sonido), y si no eres especialista no lo hagas tu mismo, déjaselo a los profesionales. Asegúrate de hacer un presupuesto para un mínimo de treinta festivales. Mientras asistía a los laboratorios de Maine Media, conocí a Maureen Ryan, el productor de Man on a Wire y profesor de la Universidad de Columbia. Una cosa que de inmediato me aconsejó fue pensar en el circuito de festivales: internacionales (de orden superior), nacionales (medio) y regionales (inferior). Debes contemplar los tres tipos de festivales; si arriesgas todo tu dinero en los de nivel superior, te arriesgas a no ser seleccionado en ninguno. Mientras que los festivales de nivel intermedio e inferior pueden ayudarle a tu película a obtener buenas opiniones. Ahí es mucho más fácil tener contacto con los organizadores y programadores; relaciones que son útiles para impulsar tu trabajo, además de vincularte con la prensa y con otros cineastas que siempre pueden dar buenos consejos. Presupuesto para el viaje y el alojamiento: La mayoría de los festivales se encargan de esto, pero nunca debes asumirlo del todo. De lo contrario, podrías perderte la proyección de tu propio filme, y eso no es del todo bueno, también es importante vivir esta experiencia. No puedes esperar que se hable y critique tu filme, y mucho menos obtener retroalimentación, si te quedas sentado en casa.
  16. Aprende a usar software de edición de video: La mayoría de los programas son fáciles de aprender y te permitirán sincronizar el sonido y la música sin problemas. No te apresures, la edición lleva su tiempo. Es aconsejable usar software que incorporen efectos como un FX o FX visión.
  17. Asegúrate de tener un supervisor de postproducción: Si tú eres el escritor / director / productor de la película, es esencial tener a alguien que actúe como supervisor de postproducción. No puedes ser la única persona en velar por la realización de tu proyecto, necesitas a alguien que se encargue de poner fechas límite, no sólo a ti, sino al resto del equipo.
  18. Consigue el mayor número de opiniones y críticas: Para el cineasta que hace filmes con estos micropresupuestos, los críticos son sus mejores amigos. Muestra los resultados a tus amigos a medida que vayas grabando. Si estás dubitativo, haz algunas versiones y muéstralas a la gente. Ellos habrán visto muchas películas, y te dirán qué funciona y qué no funciona.
  19. Abraza el hecho de que no estarás en Sundance: Repite eso tres veces por la mañana y tres veces antes de dormir. Recuerda que tu filme es de un presupuesto muy bajo, y, por lo general, Sundance no acepta esas películas de “nano” presupuestos. Aceptan películas independientes, sí, pero que cuentan con una que otra personalidad, o con grandes presupuestos y conexiones de la industria. Si quieres tener éxito con tu película, debes pensar más allá de Park City. En segundo lugar, envía “screeners” en línea a la gente de prensa de las ciudades donde se llevan a cabo los festivales. Si conoces a gente de la industria, contáctalos y pídeles que vean tu filme. Mientras más gente del medio vea tu película, mejor. En otras palabras, no necesitas estar en Sundance para llegar a las salas de cine. Sólo tienes que hacer una buena película y tener una estrategia adecuada.
  20. Reserva una ventana de visionado previo: Si haces esto, estás rentabilizando las charlas de festivales y las críticas de prensa, vas a crear expectativa y harás que haya más probabilidades de que se hable de tu película. Así mismo, también pondrás tu film en el radar de los departamentos de márketing minoristas, y te ayudará en el caso de hacer promoción.
  21. Evita diciembre y febrero: Si tienes flexibilidad y control a la hora de estrenar tu película, será mejor que evites los meses de Diciembre (festividad) y Febrero (temporada de premios). Los minoristas digitales a menudo le dan una colocación prioritaria a films independientes con un perfil más alto, y sin un plan de márketing específico y sólido, tu película podría perderse.
  22. Establece una política específica que encaje con tu propósito de estreno: Maldice en voz baja y adquiere sólo E&O. Necesitas el seguro de Errores y Omisiones, especialmente si estas planeando tu lanzamiento en una importante plataforma VOD, dónde se requiere una póliza específica para tu película. Dependiendo de tus planes, puedes ahorrar dinero adquiriendo una póliza específica que encaje en tu idea de lanzamiento, y hay muchas que se pueden conseguir por un precio de 1,500 dólares, mucho más baratas que una póliza completa que no necesitaremos.
  23. No te limites a la proyección en cines: Busca lugares alternativos para exhibir tu película. Los grandes o los pequeños museos a menudo tienen ciclos de cine y buenos proyectores. Las asociaciones de cine en muchos casos tienen lugares increíbles para poder mostrar tu película. Busca en todos los sitios que puedas, seguro que encuentras un lugar ideal dónde te dejarán mostrar tu film.
  24. Sube tu película a Dropbox o llévalo en un disco duro profesional: Los USB flash son lo peor, evítalos. Sube el tráiler de tu DCP (Paquete Digital para Cine) a Dropbox o métela en un G Drive y permite la opción de descarga. Tu tráiler podría estar en pantalla esta misma noche, ¡a qué esperas!
  25. $250 vs 35%: 250$ vs. 35% – repite varias veces esto. Es el estandard del cine de arte y ensayo que beneficia a todo el mundo. Es lo que marca el corte de si habrá un show o una semana de shows. Y a pesar de que sea un cine pequeño a quien le asusta ofrecer una garantía, también el 35% le resulta sólido.
  26. Ten cuidado con el VPF (Virtual Print Fee): El Virtual Print Fee o VPF es el impuesto sobre la copia digital, que deben pagar los productores de las películas a los exhibidores. Con los teatros locales no se suelen tener estos problemas pero muchas casas de arte sí que lo hacen. Piden dinero prestado para subir las películas, lo que está bien. Pero cada película que exhiben tiene que pagar a otra compañía una cantidad, así que cuidado porqué se te puede ir de las manos. Debemos anlaizar con cautela si vale verdaderamente la pena.
  27. Todas las pantallas son “estrenables”: Si estrenas en Tribeca, posteriormente tienes un pase para amigos y familiares en un teatro de Brooklyn y más adelante una proyección en prmiicia para “solo invitados” en Midtown…poca gente asistirá a tu último fin de semana de estreno en Nueva York. A veces es mejor escoger tus batallas en función de tus objetivos finales. Mantener un seguimiento de cada audiencia, en cada ciudad, y entender que todas las proyecciones son “estrenables”.
  28. Sé ahorrador: No vas a necesitar más de 250 posters para anunciar tu película, seamos realistas. Si haces más, van a acabar en el fondo de tu garaje. Así que hay que ser ahorrador, y sobretodo inteligente. Las compras de anuncios digitales son más baratas y te permite hacer un seguimiento del ROI, que es el retorno de la inversión, la diferencia de lo gastado con lo ganado.
  29. El tamaño, aunque sea pequeño, también importa: No subestimes el poder de la imagen en miniatura, el que se usa en las plataformas digitales. Es el primer contacto que va a tener la gente con tu película, lo quieras admitir o no.
  30. El “asunto” en los e-mails, importa: Los editores reciben cientos de emails al día, especialmente en temporada de festivales. Abran o no el email, van a leer el “asunto”. Tienes que personalizarlo y ser muy específico. El contenido del mail tiene que ser corto, y los mails que acaban con una breve pregunta tienen más posibilidades de obtener una respuesta inmediata. Las listas de e-mail siguen siendo oro puro. El correo electrónico es todavía la manera más directa de llegar a la gente. Construye su sitio web para -tener una página de bienvenida donde los fans pueden introducir su dirección de correo electrónico para suscribirse a las alertas.
  31. Sube contenido nuevo a cada plataforma social: Para impulsar el compromiso social, sube contenido original a cada red social que tengas. En Facebook, las publicaciones con foto reciben un 50% más de me gustas, y con videos un 75 % más de interacciones. En Twitter, los tweets con imágenes tienen un 35 % más de interacción y los que tiene vídeo un 28 % más. Tuitea a la gente que acaba de tuitear. Haz una lista de Twitter con la gente que te interesa tener como apoyo social y ves revisando ésta lista. Tuitéalos justo cuando acaban de tuitear, ya que significa que están con sus teléfonos en sus manos en ése momento, y será más fácil que te hagan un RT a tu proyecto.
  32. Screening Privado: Aún y trabajando con socios, universidades o diferentes marcas para asegurar proyecciones alternativas, ten siempre a tu disposición un visionado privado (Vimeo, filmin…) de web para ofrecer. El soporte físico puede resultar dañado o puede incluso perderse en su envío. Por no mencionar que la mayoría de socios prefieren disponer de un link que de un DVD.
  33. Trabájate los derechos de tal forma que puedas supervisar personalmente las negociaciones con plataformas digitales: No cabe duda de que el agente de ventas es normalmente la persona mejor indicada para realizar las ventas tras participar en un festival de cine de renombre. Pero debemos tener en cuenta que este proceso de venta tiene su fecha de caducidad. Si en los próximos 6 meses no hay movimiento suficiente, probablemente se vea tu habilidad restringida a gestar un acuerdo digital por tu propia cuenta. Lucha por periodo más breves y trabájate los derechos para poder negociar con los Fans y plataformas digitales por tu propia cuenta.
  34. Pregunta a los distribuidores sobre su economía digital: Si una distribuidora adquiere todos los derechos de tu película tendrás una excelente oportunidad para estrenarla en “day and date“. El cincuenta por ciento de las películas de Sundance lo hicieron así. Pregunta a los distribuidores sobre su economía digital. Pregúntales primero si tienen trato directo con las principales plataformas de distribución online, y segundo, que comisiones te llevas tú de dichos tratos con las distribuidoras online. Si la respuesta a la primera no es un sí rotundo, y la segunda respuesta suena demasiado alta o algo turbia, tienes que considerar otras opciones o hacer una liberación creativa por tu cuenta.
  35. Paga por unos subtítulos de calidad: Ahora hay que entregar los subtítulos obligatoriamente, y eso aumentará tus costes de postproducción. Si recibes un presupuesto de una empresa de postproducción que parezca demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Creando el archivo cortarán las esquinas, y no habrá ninguna cola de sonido o ruido en escena. Por lo tanto, paga por unos subtítulos de calidad (hemos encontrado precios de compañías de subtitulación muy reputadas que oscilan entre los 4 y los 7 dólares el minuto).

frabz-independent-filmmakers-what-my-friends-think-i-do-what-my-mom-th-500d49

Editor: Jonás Axel & Samuel López

Autores: Joshua Overbay, Tara Samuel, J. Ivan Morales, LuisFer, Ruben Peralta Rigaud

Fuente: Cocalecas, EnFilme, Cine Premiere, Wikihow.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s