FILMOTECA: 10 PELÍCULAS PARA CONOCER LA EVOLUCIÓN DEL CINE WESTERN

Considerado como uno de los géneros clásicos del séptimo arte, que además tuvo su origen a unos cuantos años del nacimiento del cine, el western sin lugar a dudas es una de las formas de cine que llegó a posicionar de manera veloz en el imaginario de los espectadores de todo el mundo provocando mímesis, homenajes y estimulantes perversiones.

Aunque en un principio, el cine western se centraba en contar la historia de la exploración y el desarrollo del territorio occidental de los Estados Unidos durante el siglo XIX. Con el tiempo las características de dicho contexto histórico se fueron hasta llegar a traspasar fronteras de tiempo y genéricas para luego ser el modelo de otras propuestas cinematográficas como el cine policíaco, acción, terror, etc. Razón por la cual, a continuación por medio de esta lista de 10 películas (la cual posiblemente podríamos extender en un futuro) le rendimos un homenaje a este género, el cual en los últimos años ha sido olvidado por los cineastas pero que continúa siendo uno de los favoritos entre los cinéfilos de hueso colorado.

00

Unforgiven (Clint Eastwood, 1992)

10“Sin perdón” fue la película que abrió los ojos a mucha gente que no veía en Eastwood ni un buen director ni un buen actor. A partir de ese instante, sobre todo por los cuatro Oscars que recibió el film, los fans del actor director se multiplicaron, algo que siguió en aumento con su posterior éxito. Para sorpresa de todos, Clint Eastwood realizó el que posiblemente sea el mejor western crepuscular de la Historia. El filme parece una continuación de los temas planteados por el propio Eastwood dentro del género del western, de Ford que en los años 60 nos ofreció su visión crepuscular del género con la imprescindible “The Man Who Shot Liberty Balance” (1962), y de Peckinpah, que con su mirada violenta descompuso la épica de un mundo en extinción, el de los viejos pistoleros que deben adaptarse a los nuevos tiempos. Por lo que podemos concluir que este filme es una obra maestra ya no sólo del western, sino del cine en general. Un Eastwood introspectivo que hizo las delicias de los críticos europeos, mientras que en Estados Unidos tenía un gran éxito de público y se alzaba como la vencedora en los Oscars entregados en 1993, siendo el tercer western en toda la historia que conseguía el premio a la mejor película, tras “Cimarrón” (1931) y “Dances with Wolves” (1990). “Sin Perdón” es un homenaje al género a la vez que desmitifica todo los cánones que lo han poblado a través de sus personajes marcados por la codicia, la amistad, la venganza y la sombra del pasado.

The Wild Bunch (Sam Peckinpah, 1969)

09Cuando el western ya entraba en una época de crisis (tan sólo salvado por las honorables películas de Sergio Leone desde Europa), Sam Peckinpah le da una nueva vuelta de tuerca con esta película. El director se aleja de los prototipos de ‘cowboy’ de la década de 1950 y ofrece el perfil de unos veteranos bandidos llenos de matices. Pero el nexo común es que ninguno de ellos supone un ejemplo de vida ni por su dedicación (bandidos) ni por su comportamiento (traiciones, enemistades, egoísmos). Considerado como uno de los primeros westerns crepusculares de la historia, en “Grupo salvaje” los límites entre el bien y el mal se difuminan, aunque Peckinpah no deja lugar a dudas respecto a sus preferencias personales, decantándose con meridiana nitidez por los forajidos que encabeza Bishop (Holden), en contraposición al grupo de los facinerosos caza recompensas que dirige Thornton (Ryan), viejo amigo y compañero de fechorías de Bishop, que busca conseguir con su captura su indulto total después de salir de la cárcel. Ante todo, “The Wild Bunch” es una película de perdedores (motivación principal de Peckinpah en su filmografía). La película comienza con un atraco frustrado a unas oficinas de ferrocarril y el devenir del grupo está predestinado a la tragedia. Peckinpah no da ningún tipo de esperanza a los bandidos para la fuga. El impecable guión de W. Green y el propio Peckinpah, el soberbio montaje de L. Lombardo, la extraordinaria fotografía de L. Ballard, la hermosa partitura de J. Fielding y unas interpretaciones sensacionales de los protagonistas y de esta galería de secundarios de lujo que formaban parte del universo de Peckinpah, todo bajo el control de un director en plena madurez creativa, contribuyen a hacer de “Grupo salvaje” no solo uno de los mejores westerns de la historia, sino una obra maestra absoluta de imperecedera huella en la historia del cine que además se convirtió en el puente entre el clásico género de la década de 1950 y el que volvería a aflorar años después con Clint Eastwood en “Sin perdón”, ya en 1992.

C’era una volta il West (Dir. Sergio Leone, 1968)

Tras el éxito de la llamada Trilogía del dólar (Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo), Sergio Leone estaba preparado para embarcarse en lo que había de ser el proyecto de su vida: Érase una vez en América, una historia de gánsteres judíos durante la Ley seca en los Estados Unidos, la cual terminaría convirtiéndose en su testamento cinematográfico. 08Sin embargo, no fue así. Paramount Pictures, después de comprobar cómo las películas del director Sergio Leone, contando con un presupuesto ajustadísimo, habían conseguido tantísimos ingresos en taquilla, querían que repitiese la receta, por lo que le pidieron que hiciera un nuevo western, y que después ya podría comenzar su proyecto acerca de los gánsteres. Aunque esta vez, le concedieron un presupuesto de 5 millones de dólares y la posibilidad de trabajar con Henry Fonda. Se puso manos a la obra en la producción. Elaboró un primer boceto de guion, tras el cual llamaría a Dario Argento, a Sergio Donati y a Bernardo Bertolucci para elaborar junto con ellos el guión definitivo. En un principio, la película iba a ser demasiado larga, por lo cual en la productora Paramount decidieron ajustarla, recortando y dejando la versión estadounidense de la cinta en 145 minutos (en vez de los más de 160 minutos previstos inicialmente). Sergio Leone comenzó el rodaje en Monument Valley, en el desierto de Arizona, rindiendo así un homenaje a grandes directores de western estadounidenses como John Ford y Howard Hawks. Pero luego decidió volver al desierto almeriense de Tabernas que tan buen resultado le había dado en sus anteriores películas. La famosa secuencia inicial de los 3 pistoleros esperando la llegada del tren fue la última rodada en España, en la estación La Calahorra-Ferreira en los alrededores de Guadix, provincia de Granada. En “C’era una volta il West” está resumido casi el género entero: el ferrocarril, los pistoleros a sueldo, los bandidos, el personaje enigmático que llega de ninguna parte buscando venganza, los pioneros, la mujer de dudoso pasado y carácter indomable, etc. Esta película supuso una revolución en el cine, ya que Sergio Leone empleó unas tomas de cámara que no se habían hecho antes, y utilizando técnicas innovadoras, cambiando los clichés clásicos del género.

Il buono, il brutto, il cattivo (Serio Leone, 1966)

Es la tercera y última película de la llamada Trilogía del dólar. La trama gira en torno a dos pistoleros (el bueno y el feo) y un asesino, corrupto e inescrupuloso Sargento del Ejército de La Unión de Estados Unidos convertido en pistolero (el malo) que luchan por encontrar un tesoro consistente en monedas de oro durante la Guerra de Secesión (Guerra Civil estadounidense). Con este filme, Leone dinamitó el western con conocimiento de causa además de que consolidó a Clint Eastwood, a Lee Van Cleef y elevó al estrellato y a los altares a Eli Wallach, el inmortal y golfo, Tuco. 07La interpretación, la presencia y el carisma de los actores son tan importantes como la forma en que están escritos y la visión del director, que debe saber aprovechar todos los recursos que el género ofrece, creados, desarrollados y perfeccionados a lo largo de décadas de obras maestras del cine. Sergio Leone entendió las reglas y las hizo suyas, revitalizando el western a partir de un estilo propio, absolutamente reconocible. A su éxito contribuyó, y de qué manera, Ennio Morricone, el genial compositor que por fin recibió un Oscar como homenaje a todo su trabajo. Es imposible separar las imágenes de la música de Morricone, todo está integrado a la perfección gracias a la destreza de un director como Leone; la secuencia del duelo final debería ser estudiada en todas las escuelas de cine, un prodigio de montaje. Rodada en Almería y Burgos, con un presupuesto de poco más de un millón de dólares, “El Bueno, el Feo y el Malo” se ha convertido en uno de los títulos más emblemáticos de la Historia del cine. Se trata de la película más popular de Sergio Leone, y sin duda es una de las obras maestras del western.

The Searchers (Dir. John Ford, 1956)

De toda la larga serie de westerns filmados por John Ford a lo largo de su extensa carrera, “The Searchers” destaca por su excelencia técnica y estilística, de notable influencia posterior dentro del cine de acción y otros géneros como la ciencia ficción (en menor medida). Las espectaculares secuencias de acción de la cinta, díganse las rápidas persecuciones a caballo o los combates contra la tribu comanche del jefe indio Cicatriz, fueron en su tiempo revolucionarias por su concepto fotográfico y su edición veloz, fomentando la sensación de ritmo con el empleo eficaz de la música del gran Max Steiner y la banda de sonido. 06Además, la utilización por parte del director de la voz en off (la carta de Martin leída por Laurie), la profundidad de campo y otros recursos narrativos, contribuye decisivamente a la aceleración del relato y a su fluidez, que incluso hoy, más de cincuenta años después, logra seguir atrapando espectadores y permanece en el agrado de muchos. La importancia de estas aportaciones no pudo apreciarse con facilidad en el momento del estreno de esta película; como resultado sólo obtuvo un modesto éxito de taquilla y críticas meramente positivas. Sin embargo, con el paso del tiempo, “Centauros del desierto” (título en español) ha sido considerada en una de las películas más importantes y admiradas de la historia del cine, debido a su variedad y profundidad temática y a su notable influencia, que podemos apreciar en los más variados ejemplos, desde la saga de “La Guerra de las Galaxias” (1977-2005) o “Taxi Driver” (1976), hasta “Lawrence de Arabia” (1962), “Erase una vez en el Oeste” (1968), “Apocalypse Now” (1979) o “Breaking Bad” (2008-2013). Ha sido reconocida como una de sus películas favoritas por parte de varios destacados realizadores como Martin Scorsese, George Lucas, John Milius y Steven Spielberg, quien la declaró como “la mejor película de la historia”. En la última edición de la prestigiosa encuesta realizada por la revista Sight & Sound en busca de las mejores películas de todos los tiempos, “The Searchers” resultó la número doce según los críticos de todo el mundo y la veinticinco según los realizadores. Igualmente fue elegida como la número cuatro por la revista Village Voice, y figura actualmente como la número nueve de la clasificación llevada a cabo por el sitio web They Shoot Pictures, Don’t They.

Shane (George Stevens, 1953)

05

Basado en una novela del mismo título de Jack Schaefer, es un western clásico, no solo por su contenido, sino por su forma y su estilo. Tiene esa sencillez que resulta perfectamente adecuada para el género. Esa sencillez no le resta ni un ápice a su indudable calidad. Poética a más no poder y estilizada en su realización, nos hallamos aquí con otro de los títulos de oro del western, una historia iniciática con niño y pistolero y con otros detalles novedosos en el género como el omnipresente barro, el killer enlutado (Jack Palance) o ese adulterio en suspenso a lo largo de su metraje de propuesta familiar. De hecho, “Shane” está considerado como uno de los western clásicos de la historia del cine, y el teórico argentino, Ángel Faretta, considera que es el primer western “autorreferencial”, en el que los personajes ya se saben parte de una mitología particular. En 1993, “Shane” fue incluida entre los filmes que preserva el National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, por ser considerada cultural, histórica o estéticamente significativa además de que forma parte del AFI’s 10 Top 10 en la categoría “Western”.

Red River (Dir. Howard Hawks, 1948)

04

El primer film interpretado por Montgomery Clift fue también el primer western dirigido por Howard Hawks. En el mismo supo mantener un sabio equilibrio entre el tono épico inherente al género y el más intimista que conferiría a obras posteriores, en las que alcanzaría una indudable maestría. Entre la leyenda y la historia, Howard Hawks trasforma la abertura del Chisholm Trail en un mito fundacional americano y en una apasionante y heroica aventura. Con un estilo claro y preciso, casi invisible, Howard Hawks realiza el western épico más memorable de la historia del cine, narrando ejemplarmente el choque entre generaciones, el difícil equilibrio entre los sentimientos y el deber profesional, y las aspiraciones y los mitos de una civilización. De hecho, ver “Río Rojo” es una clase que enseña a amar el nostálgico y épico género del western. El maestro Hawks contó con un reparto inmejorable para dar vida a unos vaqueros que conducen el ganado en un largo viaje de millas y polvo, de aventuras y cambiantes relaciones humanas. De entre los clásicos del western, sin duda uno de los mejores.

Stagecoach (Dir. John Ford, 1939)

03Con este filme, Ford regresó al western después de varios años de ausencia en el género. Aunque para este momento, el género del western había plantado su semilla inaugural con “The Great Train Robbery” (considerada la primera película ficcional de Hollywood) y años más tarde “The Iron Horse” de John Ford seria una suerte de western fundacional en cuanto a sus códigos de género más evolucionados e innovadores; no sería hasta este filme que el western por fin toma forma como género cinematográfico. En otras palabras, “La Diligencia” (como es conocida en español) es la primera gran película de westerns y con este film John Ford sentó las bases y tradicionalismos que caracterizarían al género por mucho año combinando suspenso, acción, drama y situaciones humorísticas en medio de personajes bien delineados y con una historia que para amantes del género lo tiene todo. De hecho, el autor combina a la perfección el estándar de acción de su impronta con el espíritu y calidad que exigían los majors estudios por aquellos años conformando un micro mundo del oeste que alberga la confrontación entre civilización y barbarie, despuntándose la supremacía. Por todo lo anterior, “La Diligencia” recibió el reconocimiento unánime como un hito en la historia del western..

The Iron horse (Dir. John Ford, 1924)

02Este filme fue la respuesta rápida y contundente de la Fox al éxito del western épico “The Covered Wagon” (1923), producida un año antes por la Paramount y dirigida por el entonces popular y hoy casi olvidado, James Cruze. Aunque el proyecto comenzó siendo más modesto de como terminó, William Fox tiró la casa por la ventana y le dio a John Ford, que nunca antes había contado con tantos recursos, carta blanca para que evocara de la manera más épica posible la construcción del primer ferrocarril transcontinental. La película muestra una integrada mezcla de estilos a lo largo de su metraje: la utilización de abundantes elementos históricos (como las locomotoras de la época) proporcionan un aire próximo al documental en muchas secuencias. Cabe mencionar que a pesar de la fama que Ford arrastró toda su vida de ser un director de ideología conservadora, racista y patriotera, esta temprana película ya muestra detalles que desmienten tales etiquetas, como el hecho de que el villano de la función no sea un auténtico indio sino un terrateniente blanco renegado. La película alcanzó un notable éxito en su momento, pero la razón por la cual se encuentra en esta lista es porque hasta la fecha se considera que este es el primer filme que tiene como elemento fundamental la épica, característica que permanece hasta el día de hoy en el cine western.

The Great Train Robbery (Dir. Edwin S. Porter, 1903)

01Película que es considerada como la primera obra importante, con argumento de ficción, del cine estadounidense y que influyó de forma decisiva en el desarrollo del cine porque incluía innovaciones como el montaje paralelo además de que inició el género del cine western. En sólo una docena de planos y casi diez minutos de duración, “Asalto y robo de un tren” plantea una historia completa con un desarrollo narrativo y una tensión dramática nuevas para el espectador de la época. La película fue originalmente anunciada como una recreación fidedigna de los atracos hechos por diversas bandas en el Far West. De hecho el argumento está inspirado en un hecho real ocurrido el 29 de Agosto de 1900, cuando cuatro miembros de la banda de George Leroy Parker, asaltaron el tren nº 3 de la Union Pacific Railroad yendo hacia Table Rock, Wyoming. Los bandidos forzaron al conductor a bajar del tren a los pasajeros, de forma parecida a como aparece en la película, llevándose al final cerca de 5.000 dólares. El interés y la novedad de este filme en relación con sus contemporáneos radica en su capacidad para articular un lenguaje audiovisual de forma coherente; es decir, para superar la acumulación de retratos en beneficio de la continuidad de las acciones. Su última escena, un primer plano de un pistolero disparando sus armas hacia el espectador, causó una impresión parecida a la que pudo hacer en su día el tren de los hermanos Lumière.

11

Editor: Jonás Axel

Fuente: Wikipedia, 1001 Películas que ver antes de morir, Fotogramas, Mundo Cine Mudo, En Clave de cine, Film Affinity, BandeApart, Cinema Dreamer, Blog de Cine, 35Milímetros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s