FILM LESSONS: LAS 15 REGLAS DE ORO DE DANNY BOYLE PARA HACER CINE

Danny Boyle, exitoso director británico que ha realizado filmes de culto como Trainspotting, Slumdog Millionare y 28 Days Later, escribió hace algunos años para la revista MovieMaker esta lista de sus 15 reglas de oro para hacer películas. Sin tratarse de una lista imperativa, si se trata de una serie de útiles consejos para todo aquel interesado en dirigir un filme.

danny-boyle-626x367-copy

  1. El director debe ser una persona: El 95% del trabajo de un director es el trato con los demás. No se trata de pintar en un lienzo una gran obra como lo hacía Picasso. Dirigir es una actividad que consiste en el manejo de egos, las vulnerabilidades y los estados de ánimo de las personas. Todo es cuestión de tratar de llevar a todo el equipo a lograr un objetivo común. Hay que asegurarse que todos los involucrados se comprometan con la película. Suena estúpidamente simple, pera hay miles de películas en las que el equipo no está comprometido con el proyecto, y eso se refleja.
  2. Contratar personas con talento: El principal trabajo como director consiste en contratar personas con talento, y obtener el espacio y los recursos para que ellos puedan trabajar. Quiero que los actores se sientan a gusto, y que no haya rumores de ningún tipo mientras ellos realizan su trabajo.
  3. Aprender a confiar en los instintos: Lo ideal es hacer una película a medida que avanza. No quiero decir que eso te haga irresponsable y que no tengas idea de lo que haces, pero una vez que estás listo para dirigir tu proyecto, debes cubrir todos los ángulos, y tendrás la libertad de elegir el que quieras. Incluso en las películas de bajo presupuesto, el director tiene responsabilidades financieras, por lo que siempre hay que tener un plan A y un plan B.
  4. La película ocurre en el momento: Lo que resulta extraordinario sobre una película es que tú la haces en el día a día. Supongamos que un día antes de la filmación uno de tus actores terminó con su esposa, inevitablemente llegará con una actitud distinta, y tendrás que lidiar con ello como si él fuera una persona diferente. Yo me formé en el teatro, que está vivo y cambia noche a noche, pensé que en el cine sería distinto, pero no. Cada vez, cada día, el filme cambia. Incluso una vez que está terminado: diferentes audiencias, diferentes lugares, diferentes estados de ánimo.
  5. Si tu película anterior fue un gran éxito, no entres en pánico:Tenía una obsesión con la historia de “127 hours”, que es anterior a “Slumdog Millionaire”. Pero yo sé, porque no soy un idiota, que la única razón por la cual el estudio nos permitió hacerla fue porque Slumdog hizo montones de dinero para ellos y sentían cierto tipo de obligación conmigo. No que me dejaran hacer cualquier cosa, pero que me otorgarían la libertad para dirigir mi siguiente proyecto.MSDTRAI EC042
  6. No tener miedo de contar historias sobre otras culturas: No puedes “secuestrar” una cultura para hacer tu historia, pero puedes beneficiarte de los elementos que aportan las culturas. Si entras en ella con la actitud correcta, puedes aprender mucho, incluso de ti mismo, así como sobre el potencial de la película en otras culturas, lo cual es algo que tratamos de hacer con Slumdog Millionaire. La mayoría de las películas todavía se hacen en América, sobre estadounidenses, y eso está bien. Pero las cosas están cambiando y creo que Slumdog era prueba de ello. Habrá más pruebas a medida que avancemos .
  7. Emplea tu poder para bien: Como director llegas a tener mucho poder que debe ser utilizado no para controlar a los demás, sino para beneficiar a todo el equipo. Utiliza ese poder para darle forma a la película de la manera que gustes, pero no debes olvidarte del resto de las personas que trabajan contigo en el proyecto.
  8. Abandona tu ego: La manera de trabajar con la gente (la forma en la que te diriges a ellos y la confianza que les tienes) se verá reflejada en el producto final. Los medios de producción son tan importantes como el producto. No todo el mundo cree eso, pero yo sí. No voy a tolerar que nadie sea tratado mal por cualquier persona. No me gusta que nadie grite y abuse del resto. La textura de una película se ve afectada en gran medida por el honor con que uno dirige y trata a los demás.
  9. Realiza una autoevaluación: Las proyecciones de prueba son difíciles. Uno se pone nervioso al momento de exponer su película, pero son muy importantes y he aprendido mucho de ellas.
  10. En el set debes tener un libro de imágenes: Siempre tengo libros y carpetas de fotografías; se trata de las imágenes con las que quiero ilustrar la película. No me refiero estrictamente a los storyboards, sino más bien a las imágenes que me dan la inspiración para saber cómo construir las escenas, las ideas, los personajes, sus vestimentas, los accesorios, etc. Son imágenes que muchas veces extraigo de libros o de revistas, y me interesa que los actores y que todo el equipo las vean durante la filmación.tumblr_o0cwnwqfp71ts2udoo1_1280
  11. Las fórmulas perfectas no siempre funcionan: Como director tu trabajo es encontrar el pulso del filme por medio de los actores, específicamente, su talento y carisma. El carisma es algo indefinible, gracias a Dios. En las películas (y esto conduce a mucha tragedia y dolor), a veces se puede tener la fórmula más perfecta y resulta que no funciona. Esa es una realidad que a todos nos afecta: a veces somos víctimas o a veces nos beneficiamos. Pero si sigues y respetas tus propios ideales, es como hacer un acto de fe, entonces puedes estar orgulloso de la forma en que lo hiciste.
  12. Toma la inspiración de donde la encuentres: Cuando estábamos promoviendo Slumdog Millionaire, nos encontramos con Darren Aronofsky , quien promovía “The Wrestler”. Lo vi y fue realmente interesante, Darren dijo que le interesaba hacer una película sobre su actor. Y yo pensé: “Quiero hacer una película así. Quiero ver si puedo hacer una película así. Es una película sobre un actor. Es acerca de la naturaleza monolítica de las películas”.
  13. Empujar y empujar: Creo que siempre hay que tratar de llevar las cosas tan lejos como se pueda. A eso lo llamo “empujar el cochecito de niño”. Creo que siempre hay que empujar el cochecito hasta el borde del acantilado, esa es la razón por la cual la gente acude al cine. Si haces bien tu trabajo, y empujas eses cochecito, te sorprenderás de cuánta gente (como espectadores) te acompañarán en este recorrido.
  14. Siempre dar el 100%: Debes trabajar al máximo todo el tiempo. Cubrir todos y cada uno de los detalles. Debes centrarte en tu desempeño y en la superación a cada momento.
  15. Encuentra tu propio tono: Una lección que aprendí de “A Life Less Ordinary” fue respecto al cambio de tono. Cambiamos el tono en un sentido más cercano a Capra. Esa sería una de mis reglas: no le imprimas a tus filmes el tono o estilo de otros. No trates de otorgarle a tu filme el tono de los Coen, o el tono de Tarkovsky, porque te meterás en muchos problemas. Lo ideal es encontrar su propio tono y apegarse a él.

c76b91cb509b007bb0024f0d28a1b1eb

Fuente: Movie Maker & EnFilme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s