CINETIPS: CONSEJOS PARA LA PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE CORTOMETRAJES

Asumir la tarea de producir y realizar un cortometraje puede parecer una tarea imposible, pero si armas un buen equipo y si analizas cada etapa de producción en bloques pequeños de tareas, vas a darte cuenta de que la producción de un cortometraje no es tan pesada como parece, sobre todo si realizas una bue a preproducción. Con el arribo de equipo cinematográfico económico y de calidad profesional, ahora es más fácil que nunca hacer tus propias películas. Sin embargo, para todos aquellos que apenas van comenzando su carrera en el cine, realizar un largometraje puede llegar a ser una tarea titánica.  Por lo que siempre se recomienda comenzar a trabajar en cortometrajes y cineminutos, ya que estos son una gran alternativa para ir elaborando currículo, pulir y encontrar el estilo de dirección y producción además de ir generando una audiencia creciente. A continuación les dejamos una recopilación de consejos en relación a las diversas etapas de la realización de un corto. Desde  la preproducción hasta la distribución. Esperemos y les sean de ayuda en su aventura por el quehacer cinematográfico.

CSSDLondon_MA_Acting_For_Screen_PB_140522_289A6

PREPRODUCCIÓN

  1. Mira cortometrajes. Debes tener el conocimiento práctico del formato de cortometraje antes de empezar, así que asegúrate de disfrutar de un festival de cine o mirar cortometrajes populares en línea.
  2. Tener una buena historia: Antes de nada piensa si te gustaría una película como la que tienes en mente en caso de que la hubiera hecho otro. A menudo sorprenden las veces que nos decantamos por el “No”. Es mejor que te hagas esta pregunta antes de ponerte a escribir el guion. Recomendamos tratar de mantener al mínimo las locaciones y los actores, ya que cada locación o actor incrementarán el presupuesto. Usar solo locaciones diurnas reducirá la necesidad de iluminación y usar interiores te permitirá más control sobre el set.
  3. Mantén tu película corta. A menudo, directores y guionistas tienden a meter escenas y situaciones en las películas que no son necesarias para el público y que, por lo general, alargan innecesariamente la película. Eliminar escenas de este tipo con una buena edición de vídeo lleva su tiempo, pero el público te lo agradecerá. Ten en cuenta que la mayoría de las veces, una página del guión equivale a un minuto en la pantalla. Con eso en mente, mantén tu corto debajo de los 30 minutos. Los festivales de cine programan en 15 minutos los segmentos y muchas veces quieren incluir todas las películas posibles. Escribir historias cortas aumenta la posibilidad de que te elijan.
  4. Evita los clichés o por lo menos aprende a usarlos: No te olvides de los clichés típicos de las películas de bajo presupuesto. Saltos temporales, secuencias de sueño o el despertarse del susto con un despertador son algunos de los clichés que nombran irónicamente varias páginas de Internet. Si decides usar alguno, por lo menos tienes que ser consciente de lo que suponen.
  5. No empezar la producción sin un presupuesto: Cualquier película, por simple y corta que sea, cuesta dinero. De ahí que sea mejor establecer un presupuesto determinado para llevar a cabo el proyecto. Puedes abrir una hoja de Excel e ir apuntando los costes por separado para calcular aproximadamente el presupuesto. Usando una hoja de cálculo simple, escribe lo que planeas gastar en equipo, accesorios, transporte, locaciones, actores, personal y comida. Sin una estimación previa, seguro que acabas gastándote más dinero o no puedes terminar la película.
  6. Hacerse con los derechos y autorizaciones necesarios: Este punto es muy importante. Necesitas la autorización y los derechos de todos los actores y demás elementos que aparezcan en el corto (música, diseños, etc.). Dejar todo bien atado antes de ponerse a grabar no lleva tanto tiempo y te dará la seguridad necesaria para grabar.
  7. Trata de conseguir todo gratis o empieza a hacer una recaudación de fondos:Esta podría ser una de las partes más difíciles de ser un productor: la obtención de fondos. Algunos productores financian sus películas con su propio dinero, otros le piden a la familia, algunos llegan a los inversores (que ayudan con la promesa de un crédito como productor o con una parte de las ganancias). Si eres Kevin Smith, pasarás tus tarjetas de crédito al máximo y venderás tu colección de historietas. También puedes intentar conseguir algunas cosas gratis. Los productores cinematográficos aficionados aman trabajar en películas. Encuentra aficionados que tengan el equipo que necesitas, como luces o una cámara, y ofréceles una posición en tu película. Verifica si hay restaurantes que estén dispuestos a donar comidas para la producción de tu película. Además de esto también puedes fondear tu proyecto. Hay muchos sitios web consagrados a financiar obras de arte independiente. Prueba filmando una entrevista de ti mismo discutiendo sobre la película o, quizás, rodar un avance corto para levantar interés. Recuerda que gastar mucho tiempo en la financiación es una forma de procrastinación.

PRODUCCIÓN

  1. Reúne a tu crew: Tu mejor apuesta es un equipo de las escuelas locales de cine o universidades con departamentos de medios de comunicación. Busca operadores de cámara, especialistas en iluminación, un supervisor de guión, un microfonista y corredores. Por supuesto, date cuenta de que no va haber momentos en que tú puedas ocuparte del micrófono o del funcionamiento del cable. Cuando eres el productor de una película independiente, eres el jugador de utilidad y harás casi todo a la vez, incluso de relleno para un papel frente a cámara. Usa a tus amigos, colaboradores o compañeros de clase como personal lo más frecuentemente posible. Un área a la que debes prestar atención especial es el sonido. El sonido de tu película puede determinar el éxito de la película, así que prepárate para invertir una buena porción del presupuesto en el sonido. Un personal mínimo debe tener un director, un camarógrafo y un técnico de sonido, por supuesto estas personas tendrán que hacer otros trabajos como la continuidad y la producción.
  2. Comienza a buscar lugares: Esta es una película independiente por lo que no quieres pagar por los lugares en donde filmar. Busca en casas de amigos, apartamentos, y si conoces al dueño de una tienda, pregúntale si puedes utilizarla después de hora. Puede que tengas que modificar el guión en torno a esto, pero teniendo en cuenta todo el dinero que vas a gastar.
  3. Planea bien tu casting: Una vez que tengas una lista de los roles, empieza a buscar en los colegios locales, diarios locales, semanarios alternativos y cafeterías un lugar para poner los avisos de audiciones abiertas. Dependiendo de tu presupuesto, tendrá que dejar en claro que es una audición para una película independiente, lo que significa poca o ninguna paga. Vas a tener que convencerlos diciéndoles que vas a darles de comer y que pueden utilizar su actuación en la presentación. Básicamente, todo es por la experiencia; para todo el mundo.
  4. Elige a los actores según su personalidad: Las malas actuaciones son habituales en los cortos de bajo presupuesto porque muchas veces se asignan personajes a actores cuya personalidad no es la ideal para tal papel. Un actor semi-profesional seguramente sepa imitar la arrogancia y la presunción de un millonario, pero la mayoría de los actores amateur no. Por ello se recomienda intentar en la medida de lo posible que el carisma y la personalidad del actor encaje con el papel.
  5. Consigue el equipo técnico: A varias maneras de conseguir el equipo para filmar. La más común es rentar el equipo a una casa de renta de cine profesional. Por otro lado, en caso de que seas estudiante, puedes intentar pedir el apoyo a estas empresas como patrocinadores del proyecto o en caso de una productora puede llegarse a un acuerdo de coproducción, lo importante es poder conseguir el equipo sin sobrepasar el presupuesto planteado.
  6. Ensayos: Hacer ensayos ahorrará tiempo cuando estés rodando y conducirá a mejores actuaciones. Programa al menos dos ensayos antes de que ruedes y, para hacer esto efectivo, escribe de antemano lo que quieres lograr.

RODAJE

  1. Horario: Fija en un calendario cuándo tu reparto y personal pueden hacer una sesión, haz esto varias semanas antes de la película. A partir de tu guión, haz una tarjeta para cada locación y en esta tarjeta coloca todas las escenas que necesitas filmar en esa locación. A partir de esto, trabaja un plan para lo que grabarás cada día de rodaje. Ten en cuenta los siguientes factores: Un día no debe durar más de 10 horas, así que es mejor empezar temprano (por ejemplo, a las 9 de la mañana). Haz al menos dos tomas de cada cuadro. Te tomará algún tiempo conseguir una locación, así que continúa con la filmación local. Te tomará algún tiempo hacer muchas instalaciones de cámaras e iluminación. Cobertura del clima. ¿Qué filmarás si el clima es malo?
  2. Usa las redes sociales: Para cada rodaje y audición crea un evento en Facebook o cualquier otra red social que tu equipo use comúnmente. De esta manera quedará claro cuando es el rodaje y podrás tener discusiones con el reparto y el personal.
  3. A la luz del día mejor que de noche: La mayoría de las cámaras de vídeo no suelen llevarse muy bien con la oscuridad. A no ser que se disponga de un set de iluminación semi-profesional, las consecuencias suelen ser ruido de imagen así como pérdida de color y calidad. Por eso es más barato y aconsejable cambiar el guion a tiempo para no tener que lidiar con las consecuencias.
  4. Filma rápidamente y económicamente: Filma los fines de semanas y después de las horas de trabajo para asegurar que tu personal podrá trabajar continuamente. Mantener la filmación repartida en dos o tres días reducirá los costos del alquiler de equipo y comidas. Si puedes, intenta filmar ciertas secuencias (cómo la de diálogos) a más de una cámara.
  5. Presta especial atención al sonido: El sonido de tu película puede determinar el éxito de la película, así que prepárate para invertir una buena porción del presupuesto en el sonido. Un sonido malo hace que muchos proyectos de bajo presupuesto acaben con la atención del público y que la película sea insoportable (por muy buena que sea la historia). No hay casi nada más importante que un buen micrófono para que el audio del corto sea lo mejor posible. No importa que lo compres, te lo dejen o tengas que pedirlo de rodillas, pero hazte con micrófono en condiciones.
  6. Ten cuidado con el servicio de comidas: Alimenta bien al reparto y al personal, esto es esencial para mantener arriba su moral. Puedes proporcionarles emparedados, un termo de té o café y un termo de sopa. El equipo de alimentación se asegura de que las mesas de catering estén siempre surtidas con agua embotellada, refrescos y aperitivos. Además, el almuerzo es una gran comida. Probablemente no le pagas mucho o nada) de tu reparto o equipo, así que asegúrate de que coman algo más que mantequilla de maní y mermelada. Hubo productores capaces de pelearse con su madre para preparar el almuerzo. O puedes considerar las barbacoas: son baratas y rápidas. Sólo recuerda, prepara el almuerzo alrededor de una hora antes de que paren de grabar para que el elenco y el equipo no estén de pie alrededor mientras que el encargado de la comida está tratando de encender las brasas.
  7. Continúa la recaudación de fondos: Junta dinero para la post producción haciendo fiestas, cenas u otros eventos en donde puedas cobrar por la entrada. Mostrar fragmentos de la película continuará levantando interés.
  8. Registra todo: Ten una cámara de fotos digital contigo en todo momento y toma miles de fotos. Además, puedes cargar las imágenes en la página web de la película.

POSTPRODUCCIÓN

  1. No confiarlo todo a la posproducción: A no ser que puedas contratar a una de las mejores empresas de posproducción, las mejoras de la edición serán de baja calidad y además necesitarás mucho tiempo para hacerlas. Por ello hay que intentar mejorar todo aquello que se pueda mejorar mientras se graba. De esta forma ahorrarás tiempo, dinero y algún que otro ataque de nervios.
  2. Edita y consigue un editor: La primera cosa que podemos recomendar es que consigas a alguien desde preproducción que te ayude a editar, ya sea para ir armando los dailies o para ayudarte a tener una mirada extra de la película. Sí decides editar por tu cuenta, recuerda que hay programas baratos y efectivos actualmente en el mercado, tanto para Mac como para PC. Comprar el equipo puede ser una gran inversión inicial. Registrar, anotar cada toma y marcar las buenas tomas puede ahorrarte mucho dinero.
  3. Continúa con la promoción de filme: En el sitio web. Mientras que el director (y editor si tienes uno) corta y empalma la película, esto es donde inicias la materia administrativa. En estos días, un sitio web dedicado a la película es una necesidad. Mira de los sitios web que están por ahí. La mayoría de los sitios de gran presupuesto tienen: demasiado java y poco contenido. Si eres un experto en diseño de sitios web, hazlo tú mismo (o contrata a alguien barato que conozca Dreamweaver) y muestra tu película de una manera muy simple y minimalista. Asegúrate de que sea una página de la sinopsis de la película, actores, equipo, fotogramas (si los hiciste digitalmente, es mucho más fácil), detrás de las cámaras, fotos y una página con información de contacto. Cuando la película se edite, asegúrate de enviar algunas escenas claves al sitio web.

DISTRIBUCIÓN

  1. Antes de rodar el cortometraje, estipula en el presupuesto la distribución.
  2. Identifica la temática y estilo del corto. Tenemos por una parte los géneros (drama, comedia, etc). Y por otra la temática (relaciones familiares, mundo laboral, etc). Identificando estás características filtramos muchos festivales más apropiados a nuestra temática.
  3. El tiempo recomendable de duración de un cortometraje es de 5 a 12 minutos.
  4. Intenta subtitular el corto en más lenguas. Siempre será visto con mejores ojos, los cortos que estén subtitulados en la lengua de origen del festival.
  5. Crea una ruta de festivales. El mercado de festivales es sumamente extenso, por lo cual no tiene sentido inscribirse en todos, porque es un gasto innecesario de tiempo y dinero.
  6. Es mucho mejor inscribir el cortometraje en festivales acordes a la temática y al estilo de realización.
  7. Un cortometraje tiene una vida útil de 1 a 2 años. La media de envíos anualmente es de 120 festivales. Si distribuimos el corto durante 2 años, se habrá inscrito en 240 festivales. En cualquier caso estas cifras son orientativas, siempre dependerá de la cantidad de dinero que desees invertir.
  8. No subas el corto a Internet hasta finalizar la distribución. No realices una copia en 35mm o DCP del cortometraje hasta que te seleccionen en un festival que te interese realmente.
  9. Es importante antes de empezar la distribución crear un Dossier del cortometraje. El dossier debe contener: DVD del corto (Subtitulado al inglés por lo mínimo), Sinopsis corta (3 líneas máximo), Sinopsis larga (1 párrafo), Memoria de dirección (1 párrafo que explique porque realizaron el corto), Biografía del director (1 párrafo), Cartel de corto (A3 o A4), Datos técnicos (Formato, país, duración, etc.), 5 fotos del cortometraje, 1 foto del director, Trailer.
  10. En primer lugar debemos inscribir el cortometraje en los festivales que exigen un estreno mundial, esto significa que el cortometraje no ha sido proyectado antes en ningún otro festival y muchos menos en Internet. Luego en los festivales que exigen un estreno nacional, Después en los festivales que exigen un estreno regional, por ejemplo el Cinema Jove en la Comunidad Valencia. Y así sucesivamente hasta llegar a los festivales que aceptan cortometrajes independientemente de donde se han presentados anteriormente.
  11. Actualmente casi todo se hace a través de Internet. Subes el corto a una plataforma y el festival visiona tu corto. Este procedimiento ahorra considerablemente los gastos y el tiempo.
  12. Si en los primeros meses no te seleccionan, no te desanimes y continúa con la ruta planificada. El mercado de cortos es tan extenso, que en el peor de los casos siempre encontrarás un nicho donde mostrar tu trabajo.

Editor: Jonás Axel

Textos: Lucia G. Cejas, Carolina Rivas, Magix Team, Jonás Axel, Samuel López.

Fuente: 35Mílimetros, Magazine Magix, CVisual, Wikihow, How to make a short film, Cine paso a paso, EHow.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s